Será descontada de mi sueldo

17/01/2010 Manel Sanz General


No puedo pensar que pasaría si yo trabajará con un empresario así. Él justifica su seguridad en mi. ¿Por qué? Yo soy el eslabón más débil de la relación entre el cliente y el hotel. Este aviso demuestra que no existe defensa del trabajador. De existir un representante, no permitiría una cláusula laboral tan débil.
También sorprende que los clientes del hotel no boicoteen a este hotelero. Hoy eres tu el cliente, cuando llegas a tu casa, serás un trabajador jodido y explotado. ¿ Y la trabajadora ? no asume su papel reivindicador: hay que decir NO. Y decirle a su empresario que “Un capricho de un cliente me puede joder el sueldo”.
Qué acción tuve delante del espejo del baño. Me traje la imagen como un souvenir, y no reflexioné de la implicación de este aviso. ( Guanajuato-México)