La oscuridad en el bosque: la llarga sombra

No totes les s’ombres són negres. Cal trobar el matis, el gris i si l’ull observa i s’entreten pot arribar a descobrir la vida nocturna. Tot tipus de tribus que han passant per l’escenari, totes elles han deixat les marques de les botes i algun taló se sabata d’agulla. Caminar per aquest bosc urbà en un poble burgès fa que escoltis, removent les fulles de faig, el seu crec, crec.

 

la oscuridad en el bosque: la herida (la ferida)

Muchas veces olvidé porqué tomé una imagen. En esta secuencia de” La oscuridad del bosque ” fui a la caza, y sigo, de imagenes de silencio, de muerte, de las heridas de la vida. En esta imagen hay que buscar la lanza que hiere una vida. Fotografiamos objetos porque no podemos fotografiar escenas que hemos vivido. Las escenas las construimos en nuestras cabezas. Y alguna vez coincidimos con alguien que pasa delante de las imagenes y también hablan de él.

La otra sombra de Menorca

Algunos dirán  que la falaz belleza creada por la penunbra no es la belleza auténtica. …los orientales creamos belleza haciendo nacer sombras en lugares que en sí mismos son insignificantes. ( Junichiro Tanizaki ” El elogio de la sombra) ed. Siruela.

la oscuridad en el bosque Barcelona

 
Seguramente esta foto no es importante. Antes de colgar esta imagen de la colección “la oscuridad en el bosque” en la web de Catalunya Radio, aparece una noticia del debate sobre si es necesario la prolongación de la vida de las centrales nucleares en el estado español. Mi opinión es ¡basta!, cambiemos ésta fuente de energia. Claro que es complicado, claro que es costoso. Pero también todos sabemos la cantidad de universidades que estudian el recambio nuclear por otras fuentes generadoras de energia. 
Mis bosques oscuros son de un Mediterraneo arrasado, casi desaparecido. Busco sombras, busco el crecimientos de sus tallos, busco los restos que dejan  las escamas del crecimiento más brutal. Los bosqueos se mueren, los hombres nos morimos, la vida se muere y mientras seguimos pensando en el debate de las Nucleares. Por cierto, no, gracias.
Recuerdo la imagen de una sombra clavada en el suelo de Hirosima. Tenía muy pocos años, he intentaba reconocer, desconocia lo sucedido, cómo un cuerpo podia quedar dibujado en el suelo, como un gratifi dibujado por Tapies. Hasta que descubrí que la onda expansiva podía arrasar muchos kilometros a la redonda. Esta es una de la pruebas de las nucleares, por no citar Chernobil. 
Mis bosques son sueños y como dice un protagonista del la pelicula “La miel” los sueños no se pueden contar.

La oscuridad en el bosque Menorca

Los bosques mediterráneos, en este caso el de Menorca, genera a cualquier hora del dia unas sombras que se convierten en oscuridad. Acostumbrados a llegar al mar en vehículo, casi rozando la arena, nos parece lo habitual. De pronto, en Menorca gran cantidad de calas nos alegan del olor a salitre y nos obliga a llegar a pie recorriendo sus silencios. Hay vida y ésta te vigila. Estos bosques duermen de dia y se despiertas de noche.

Cerca de la frontera de Rumania

Con este 4X4 nos damos una vuelta por Rumania durante 4 dias. Muchos kilomentros y pocos dias, sigo opinando. Chisinau-(Ya en Rumania: Hura- Faltinelli-Roman-Bacau-Onesti-Brasov-Onesti-Adjud-Barlad-Husi-Chisinau) aproximadamente 1300 kilometros, sin autopistas, sin autovias, con numerosos pueblos que viven junto a la carretera que une Moldavia y Rumania. Esto hace que Igor reduzca la velocidad legal de 100 km por hora a 40 km. Cruzar la frontera por carretera requiere de paciencia ya que Moldavia tiene tabaco y alcohol barato y hermosas chicas. Muchas de ellas acaban trabajando en garitos del lado de paises que tiene por moneda el euro. Revisión de la furgotena donde hay jóvenes, los hacen bajar de su vehículo. En nuestro caso se llevan los pasaportes, desaparecen durante largos minutos, hasta que un soldado fronterizo aparece para revisar en persona las fotos de los pasaportes. ¡Adelante! Sucede lo mismo en la frontera rumana.  
frontera Moldavia/Rumanía

El mercado central de Chisinau

El pescado lo mantienen vivo en el mercado central de Chisinau. La idea es muy simple: Agua y oxígeno. Un tubo de plástico transporta el oxígeno necesario para mantener vivo a la carpa.Tomar nota del precio 55 Lei, la moneda de Moldavia, el cambio en euros es 3,43€. la carpa es un pescado semigrasoso y con gran cantidad de hierro muy cercano a la carne. 
El mercado de Chisinau ocupa un espacio de 4 manzanas del Eixamble y está repartido en locales cerrrados donde podemos encontrar la zona de lácteos. Al fondo del local podeis comer por precios módico. Pero su espacio lo ocupan en general las verduleras, pescateros y de utensilios de cacharreria. Un espectáculo lleno de anécdotas, venden sombreros rusos, los de orejeras; zapatillas, hojas de te. Y lo mejor no entienden inglès y yo no entiendo moldavo. Un gesto, una mirada, nos facilita el intercambio comercial. 

De Barcelona a Chisinau

Perdonen los moldavos, no dispongo de la ese con cejilla, porque el nombre de la capital se escribe así.  Una ciudad que hemos disfrutado poco, casi sin saberlo nuestro grueso de 5 dias de vacaciones los pasamos en el país fronterizo: Rumanía. 
Esta imagen del vuelo de los pájaros, está situada en la plaza que se encuentra la catedral ortodoxa de la capital. Se construyó e finales del siglo XIX y se situa en un parque en el centro de la ciudad.
El interior de la catedral, no se pueden imaginal una catedral gótica, no, se un edifico recogido lleno de imagenes de virgenes y santos, incluso del rey que hizo posible la creación de Moldavia.